Carta abierta al Poder Legislativo y Judicial en México

Monterrey, Nuevo León, México a 11 de octubre 2016

Al H. Congreso de la Unión
Al H. Congreso del Estado de Nuevo León
Al Poder Judicial de la Federación
Al Poder Judicial del Estado de Nuevo León
A los medios nacionales e internacionales
A la sociedad en general

Diputadas, diputados y representantes del Poder Legislativo y Judicial en México, nos dirigimos a ustedes para solicitar su intervención urgente en el tema de la desaparición de personas en Nuevo León.

Recientemente en el vecino Estado de Coahuila se hizo público el hallazgo de miles de fragmentos óseos en el ejido Patrocinio, por la magnitud del hallazgo, al lugar se ha catalogado como una zona de exterminio de personas. En Nuevo León, a pesar de contar con varios lugares que podrían ser considerados como zonas de exterminio, las autoridades no han actuado de acuerdo a la magnitud de la tragedia y nunca han proporcionado información oficial. Algunas zonas que tenemos identificadas por notas periodísticas y declaraciones extraoficiales de la PGJNL son:

Las Abejas (Salinas Victoria, N.L.): 250,000 fragmentos de restos localizados. Las Carboneras (Sabinas Hidalgo, N.L): 8,000 fragmentos óseos localizados. Juárez, N.L: 16 cuerpos localizados. García, N.L: Se desconoce la cantidad, la PGJNL solo mencionó que eran “muchísimos”.

Como familiares de personas desaparecidas y ante la crisis humanitaria que vive Nuevo León con más de 3,000 personas desaparecidas, es de nuestro legítimo interés la búsqueda y localización de todas y todos los desaparecidos en el Estado.

Por lo anterior, hacemos un llamado urgente para que el Estado de Nuevo León transparente la información de todos los hallazgos en todos los lugares de enterramiento clandestino en el Estado; es necesario que proporcione un informe público del número de cuerpos, osamentas y fragmentos recuperados, detallando el lugar y fecha de levantamiento, número de piezas descartadas y por qué razones, número de piezas en proceso, número de piezas que permitieron la extracción de ADN y número de personas identificadas y entregadas a sus familiares. Así mismo, solicitamos la intervención de la autoridad federal y el Comité Internacional de la Cruz Roja en materia forense, ya que además de los hallazgos de miles de restos, también existen más de 1,000 cuerpos sin identificar en las fosas comunes de Nuevo León; es evidente que la cantidad de hallazgos rebasa la capacidad de las instituciones responsables de la identificación y por tanto es necesaria la colaboración de laboratorios e instituciones nacionales e internacionales.

Mientras que el Estado de Nuevo León no reconozca la magnitud de la tragedia humanitaria en que vivimos y no trabaje con transparencia y seriedad el tema de la desaparición de personas en la entidad, estará permitiendo que prevalezcan las mismas condiciones que hicieron posible que sucedieran tan terribles hechos.

Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León, A.C.